14 de diciembre del 2017

 

 

ACUERDO MARCO

ANEXO I

Propuesta de Incorporación tecnológica presentada por la empresa MONSANTO para el pago de eventos transgenicos en soja (Soja Roundup Ready) 

El evento de transformación de soja 40-3-2, comúnmente conocido como soja RR ha sido evaluado en la Republica del Paraguay por la Comisión de Bioseguridad. A los efectos de realizar dicha evaluación de seguridad, numerosos estudios científicos han sido presentados, así como otra información relevante que pudiera ser de utilidad para que dicha comisión realice su propia evaluación.

Identificación de la tecnología:

Monsanto ha desarrollado plantas de soja Roundup Ready, que presentan tolerancia al herbicida Roundup. El principal mecanismo de acción del glifosato, materia activa del herbicida Roundup, es la inhibición competitiva de la enzima 5-enolpiruvilsikimato-3-fosfatosintasa (EPSPS). Esta enzima forma parte de la ruta del ácido sikímico implicado en la producción de aminoácidos aromáticos y otros componentes aromáticos en plantas (Steinrucken y Amrhein, 1990). Cuando las plantas tradicionales son tratadas con glifosato, no pueden producir los aminoácidos aromáticos necesarios para su supervivencia. Las variedades de soja Roundup Ready desarrolladas mediante la biotecnología moderna, expresan la proteína CP4 EPSPS, la cual se obtuvo de una bacteria común del suelo. La proteína CP4 EPSPS es, de forma natural, mucho menos sensible a la inhibición por el glifosato y de este modo, las plantas que expresan esta proteína son tolerantes al herbicida Roundup.

El herbicida Roundup se utiliza como herbicida de aplicación foliar y es eficaz contra la mayoría de las hierbas anuales y perennes, ya sean de hoja estrecha o de hoja ancha. El glifosato no presenta actividad residual en el suelo (Franz y otros, 1997). Además esta materia activa no es propensa a lixiviarse, se biodegrada en el suelo con el tiempo y presenta una toxicidad mínima para mamíferos, aves y peces (U.S. EPA, 1993; WHO, 1994; Giesy y otros, 2000; Williams y otros,2000).


Ventajas y Beneficios del uso de la tecnología RR en soja

La soja Roundup Ready ofrece a los agricultores una herramienta adicional para mejorar el control de las malas hierbas. El control de las malas hierbas en los cultivos de soja es esencial, ya que éstas compiten con el cultivo para conseguir luz del sol, agua y nutrientes. Un fracaso en el control de las malas hierbas dentro del cultivo supondría un descenso del rendimiento de la cosecha y una reducción de la calidad de las habas de soja. Además, las malas hierbas dificultan la recolección mecánica del cultivo.

La tolerancia de la soja Roundup Ready al herbicida Roundup ha sido demostrada desde 1991 en pruebas de campo llevadas a cabo a lo largo de Estados Unidos  y desde 1996 con amplia producción comercial en Estados Unidos, Canadá y Argentina. Las variedades de soja Roundup Ready fueron sembradas en 1996, en menos del 5% de la superficie total de soja en Estados Unidos. En la campaña del 2000, el 54% de la superficie de este cultivo -aproximadamente 16 millones de hectáreas de los 30 millones de hectáreas cultivadas con soja en Estados Unidos- fue sembrada con variedades de soja Roundup Ready, y en Argentina, la soja Roundup Ready fue cultivada en cerca de 8 millones de hectáreas, lo que supone casi un 95% de adopción (James, 2000). En general, la soja Roundup Ready representó alrededor de un 58% de los cultivos transgénicos cultivados en el año 2000. Una de las razones por la que los agricultores han acogido rápidamente la soja Roundup Ready es la sencillez que ofrece para el control de las malas hierbas. Considerando que el herbicida Roundup es altamente eficaz contra la gran mayoría de las malas hierbas anuales y perennes, de hoja estrecha y de hoja ancha, los agricultores que sembraron la soja Roundup Ready han sido capaces de reducir el número de herbicidas usados para controlar las malas hierbas que crecen en sus campos, lo que supone un ahorro en los costes del el control de las malas hierbas. Esta reducción en el uso de herbicidas ha beneficiado al medio ambiente al reducirse el número de tratamientos, permitiendo a los agricultores realizar un control integrado y eficaz de las malas hierbas en sus campos, prácticas que generalmente son más difíciles de implementar cuando se utilizan herbicidas mezclados con el suelo antes de la siembra, o de efecto residual preventivo, en preemergencia del cultivo.

La soja Roundup Ready ha proporcionado los siguientes beneficios medioambientales y económicos:

  • Mejora de la eficacia en el control de malas hierbas comparándola con programas de herbicidas usados en soja convencional, ya que los herbicidas preemergentes específicos, usados como prevención, son sustituidos por un herbicida post-emergente de amplio espectro, que puede ser usado cuando hace falta (Culpepper y York, 1998; Roberts y otros, 1999). La introducción de la soja Roundup Ready en Estados Unidos ha eliminado 19 millones de aplicaciones de herbicida por año –un descenso del 12%, incluso a pesar de que la superficie de soja se ha incrementado en un 18%, desde 1996 hasta 1999 (Carpenter, 2001). Este descenso en las aplicaciones de herbicida significa que los agricultores necesitaron tratar menos sus campos, lo que supone un manejo más fácil del cultivo y ahorro de combustible. 
  • Una reducción de los costos de herbicidas para el agricultor. Se ha estimado que en Estados Unidos los agricultores de soja han ahorrado 216 millones de dólares en 1999 con respecto a 1995, el año anterior al que la soja Roundup Ready fuera introducida, incluso teniendo en cuenta el mayor precio de la semilla (Carpenter, 2001).
  • Alta compatibilidad con las técnicas de Control Integrado de Malas Hierbas y de conservación del suelo (Keeling y otros, 1998, FAO/ECAF, 2001), dando lugar a un número de importantes beneficios medioambientales que incluyen una reducción de la erosión del suelo, una mejora de la calidad del agua (Baker y Laflen, 1979; Hebblethewaite, 1995; CTIC, 1998), una mejora en la estructura del suelo con mayor cantidad de materia orgánica, (Kay, 1995; CTIC, 2000), mejora en la captación de carbono (Reicosky, 1995; Reicosky y Lindstrom, 1995) y una reducción de las emisiones de CO2  (Kern y Johnson, 1993; CTIC, 2000).

En resumen, las malas hierbas son una severa restricción para la producción mundial de soja. La soja no puede competir con ellas en sus primeras fases de crecimiento y debe ser protegida de la invasión de malezas agresivas. Los sistemas actuales de control combinan el uso de técnicas culturales y mecánicas con herbicidas, para superar el efecto competitivo. La introducción de la soja Roundup Ready ha supuesto una reducción en el número y los costes de las aplicaciones de herbicidas, dando como resultado un control igual o incluso mejor de las malas hierbas. El uso de la soja Roundup Ready también ofrece beneficios medioambientales asociados a la agricultura de conservación  y a las prácticas integradas de control de malas hierbas. 

La Tecnología RR esta cubierta en el mundo por la siguientes patentes que acreditan la propiedad de la tecnología por parte de Monsanto.

 
MODALIDAD DE PAGOS PROPUESTA: 

1) A partir de la cosecha 2004/5 Monsanto comenzara a percibir una contraprestación por el uso de la tecnología RR en conformidad con el correspondiente contrato de otorgamiento de autorización para operar suscripto con los operadores de soja (exportadores) 

2) Monsanto proveerá metodología de Testeo adecuada la cual permitirá a los exportadores que lo deseen implementar la siguiente metodología de traslado de dicha contraprestación al productor.

a. El operador de soja cobraría al productor de soja que utilice la tecnología Roundup Ready una contraprestación a partir de la cosecha de soja 2004/2005.

b. Esta contraprestación la pagaría el productor al momento de la entrega del grano, correspondiente a la campaña cuya cosecha comenzará en febrero del 2005.

c. El operador de soja cobraría del productor la contraprestación: a) por declaración de reconocimiento del uso de la tecnología en cuyo caso el cobro sé realizaria directamente y su carga no seria analizada; b) a aquellos  productores que declaren no utilizar la tecnología, el operador de soja podria someter sus cargas a análisis cualitativo de alta tolerancia. Si el resultado del análisis cualitativo de alta tolerancia (high tolerance strip test) que arroje la muestra de cada uno de sus camiones de soja entregado diera positivo, el productor pagaría al operador de soja el costo del análisis, una multa y la contraprestación correspondiente. En caso que diera  negativo, el productor no pagaría ni la contraprestación, ni el costo del testeo.

3) La contraprestación será abonada por los operadores de soja (exportadores) al momento de la exportación, a Monsanto ó a quien Monsanto designe, modalidad que será acordada con el Comité Coordinador dentro de los próximos 60 días de la firma del Acuerdo Marco, según la siguiente formula:

Contraprestación = Volumen de soja y subproductos exportados (ton) X porcentaje (%)  de penetración de RR (a)  X  precio de la contraprestación (U$S/Ton).

(a) Para la campaña 2004/2005 y en virtud de los estudios realizados durante la campaña anterior este porcentaje ha sido fijado en 60% del total de la soja producida en Paraguay y cada año el Ente Administrador realizará estudios de mercado para el ajuste de este porcentaje.
El Ente Administrador del sistema distribuirá los fondos recaudados entre los destinatarios finales de acuerdo con los porcentajes que se consignan en el cuadro que se adjunta en el punto de 9 de la siguiente propuesta

4) Monsanto otorgara autorizaciones para operar  con soja o subproductos con tecnología RR a todos los países del mundo, a aquellos operadores de soja  que hayan firmado los contratos de contraprestación de la tecnología RR.

5) Los operadores de Soja y derivados que originen soja en el territorio de Paraguay deberán firmar un contrato (a) conteniendo entre otras cláusulas los términos y condiciones señalados y (b) que garantice el cobro de la contraprestación, los pagos de las mismas a la empresa administradora y a estar sujetas a controles periódicos de auditoria.

La firma de este contrato se realizará hasta los 30 días posteriores a la firma de recepción de esta Carta de Intención.

8) Contraprestación:

  • Que es necesario mantener un equilibrio de precio en la región. (Región Mercosur Ampliado)
  • Que el precio debe mantener una relación con la realidad del negocio de soja en Paraguay.

El valor de esta contraprestación a pagar por los operadores de soja  es de US 6/ton de soja en grano exportada que contenga la tecnología RR o su equivalente en sub productos  de US 7,5 por ton de Harina o pellets. 

Dadas las condiciones de mercado reinantes (falta de semillas registradas, falta de variedades adecuadas a las condiciones de Paraguay, la facilitación de la implementación de este nuevo sistema) el precio de la contraprestación será implementado en forma gradual a través de cuatro años, según el siguiente esquema.

Contraprestación primer año cosecha 2005

R = US 6,00.
Descuento 50%
Monto a pagar = US 3,00.

Contraprestación segundo Año 2006

R = US 6,00
Descuento = 37,5%
Monto a pagar = US 3,75

Contraprestación tercer Año 2007

R = US 6,00
Descuento = 25%
Monto a pagar = US 4,5

Contraprestación cuarto año en adelante 

Monto a pagar US 6,00

No obstante la estructura de precio descripta, Monsanto asume el compromiso que el precio de la contraprestación no será superior al 4% del precio de futuro de la soja base Ciudad del Este para la siguiente campaña sojera, valor a ser acordado entre Monsanto y el Ente Administrador. La fecha de esta fijación será el mes de setiembre para entrega mayo.

Esta contraprestación se pagará mientras existan patentes vigentes en el mundo y para referencia se menciona el año 2014 (mercado europeo).

Distribución de la contraprestación:

Los montos cobrados en concepto de contraprestación serán distribuidos entre tres destinatarios previa deducción de los costos del sistema de acuerdo a los porcentajes que se detallan en cuadro de abajo.

  • Propietario del evento biotecnológico (para RR es Monsanto)
  • Obtentores de germoplasma
  • Industria semillera

El 4% referido a la Industria Semillera local se pagará en el caso de que el 100% de la semilla utilizada para siembra provenga de campos semilleros (semilla certificada). En caso de no cumplirse, el 4% se ajustará a la proporción de semilla certificada vendida en el mercado, transfiriendose el saldo al FONDO DE DESARROLLO E INVESTIGACIÓN.

Los costos del Ente Administrador se expresan como un porcentaje aproximado, serán costos fijos, que deberán ser auditados por el proveedor de la tecnología para asegurar la transparencia de dichos montos. En el caso que él mismo no esté de acuerdo con el manejo de esta empresa podrá pedir el cambio de la misma o utilizar otro medio de cobranza. Si este cambio se produce, de ninguna manera afectará los porcentajes asignados al fondo tecnológico, obtentores e industria semillera.

Todo sobrante de los costos (testeo, ente recaudador/administrador e imprevistos) se distribuirá proporcionalmente entre los tres participantes finales del sistema es decir Proveedor de tecnología, Empresas de germoplasma y empresas semillerista.

A partir de la aceptación de la presente propuesta Monsanto se compromete a:

a) Autorizar sujeto a la firma de los correspondientes contratos de licencia la utilización de su tecnología RR a las empresas que operan con germoplasma para la República del Paraguay, para que puedan introducir esta tecnología a sus germoplasmas adaptados a la realidad productiva del país y así poder mostrar el máximo potencial de ambas tecnologías. Durante la vigencia del cobro de contraprestación a través de este sistema, Monsanto suspenderá el cobro de licencias a compañías obtentoras de germoplasma por el uso de la tecnología Roundup Ready en el territorio del Paraguay.

b) Promover el lanzamiento de tecnologías futuras en el Paraguay.

c) Continuar con los procesos de registros para que se cumplan los tiempos adecuados según los requerimientos del Ministerio de Agricultura y Ganadería y, si correspondiere a el Ministerio de Industria y Comercio .

d) Licenciar de acuerdo a su política comercial en forma abierta y amplia las variedades de Monsanto registradas en Paraguay.

Monsanto firmara un acuerdo con el Ente Administrador en donde estarán estipuladas las formas de pago por parte de las empresas administradoras términos de pagos y otros compromisos.

Enrique Grazzini
Gerente de Licenciamiento de Tecnologías 
Monsanto